“Finding Home”, vivir el sufrimiento de una refugiada de Birmania en el móvil

[Texto de Cesar Otero]  

Imagina que un día estás celebrando una simple comida en familia. Vives en Myanmar (antigua Birmania), en una choza humilde en mitad del bosque, y tienes un smartphone con el que haces fotos en un día soleado. Pero de repente hay que salir corriendo porque el ejército birmano viene por ti, por tu familia, por tus vecinos, sólo porque sois rohingya, musulmanes que formáis una minoría étnica, lingüística y religiosa que ha sido y sigue siendo perseguida. Que no tiene nación, ni tierra, ni derecho a propiedades, que sois inmigrantes ilegales a los ojos de las autoridades birmanas y perseguidos durante décadas.

Ahora Birmania no sale tanto en los feeds de noticias de Google ni en las redes como hace tres meses. Pero en enero pasado sí que lo hizo. Lo hizo porque la enésima persecución que vivían en Birmania derivó en una limpieza étnica que se resume en una frase que da escalofríos: “cientos de muertos, casas incendiadas, mujeres violadas, niños asesinados, bebés lanzados a fogatas“, lo que provocó que más de 50.000 refugiados de la etnia Rohingya cruzasen la frontera para buscar refugio en Malasia. Y para que esto no se olvide, porque aún sigue pasando, la Agencia de Refugiados de las Naciones Unidas (UNHCR) ha lanzado una aplicación: Finding Home.

En vez de un resumen en video con imágenes de gran crudeza o algo similar, la UNHCR ha preferido crear una app diferente a las otras, una que conciencia por el impacto que deja, ya que al lanzarla verás cómo el móvil parece que es el de otra persona, una chica de 16 años llamada Kathijah forzada a salir corriendo de su casa con su hermano Ishak y sin nadie más de su familia para llegar a Malasia escapando del ejército birmano. Sin estatus legal, sin ayuda, sin seguridad ni nada.

Una experiencia que deja huella

De esta manera, la app simula ser el sistema operativo del móvil de Kathijah, y por tanto podemos acceder a su galería de fotos y ver el paso de la felicidad al horror, ver videos grabados en mitad de las persecuciones y lo más inmersivo de todo: recibir textos e incluso llamadas y videollamadas, con conversaciones desarrollándose en la pantalla y la posibilidad de elegir respuestas. Seguimos a la adolescente en su periplo de días, semanas y meses viendo cómo la intensidad de la huída queda atrás al llegar a Malasia, y como allí no termina la cosa, pues siendo refugiada y sin estatus legal debe buscarse la vida como puede hasta tener suerte y contactar con alguien del UNHCR.

Videollamadas del hermano, WhatsApp de un amigo que le encuentra un refugio, la narrativa de Finding Home impresiona

La historia de Kat es inventada, creada para la app, pero 100% verídica en todos sus detalles porque están extraídos de esos 56.000 refugiados que tuvieron que correr de sus casas y procurar sobrevivir en Malasia. Finding Home basa su fuerza en la magistral narrativa que brinda, y supone una experiencia dura e impactante que sin embargo es real, con la que sus creadores pretenden “que esta app permita a los espectadores caminar sintiéndose un refugiado para comprender lo que deben pasar cada día de cara a encontrar un poco de seguridad“.


Noticia extraída de http://as.com/betech/2017/04/28/portada/1493338439_456966.html 

Fundación Colabora Birmania ​​ · G-87136826 · Concepción Jerónima 22, 28012, Madrid · Espacio cedido por la agencia BtoB · © 2015 Colabora Birmania

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR