¡Piojos fuera!

Lamentablemente, los piojos son una lacra en nuestras escuelas. Es muy común que los alumnos se contagien de estos insectos, por lo que la batalla para acabar con ellos es bastante frecuente. Uno de los remedios que ponen en práctica los birmanos consiste en rapar la cabeza de los niños al cero, con el consiguiente efecto negativo que tienen en las presumidas niñas birmanas, especialmente las que ya son más mayores.

Si bien tienen otros remedios naturales con los que acabar con los piojos y la revisión del cuero cabelludo es muy común para controlar su aparición, este año gracias a la donación de unos tratamientos especiales enviados por nuestro amigo birmanizado Heinrich Wolfshoefer, las escuelas y los orfanatos tendrán un nuevo aliado para ganarle la batalla a estos poco amigables insectos.

IMG-20161107-WA0008

Fundación Colabora Birmania ​​ · G-87136826 · Concepción Jerónima 22, 28012, Madrid · Espacio cedido por la agencia BtoB · © 2015 Colabora Birmania

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR